Juan Gratiniano Lopez Roa: un ciudadano colombiano en el exterior.

 

Los colombianos que residimos en el exterior aportamos cerca de 5 mil millones de dólares al año a la economía del país y somos una población equiparable a la de una de las grandes capitales. Bogotá por ejemplo tiene un PIB cercano a los 16 billones de pesos y una población de cercana a los 9 millones. Es decir que nosotros estamos cercanos tanto por producción como por cantidad de ciudadanos. Bogotá tiene presupuesto para festividades vías, transporte, educación, salud, vivienda y demás; y una representación en senado y cámara de 20 curules. Los ciudadanos en el exterior merecemos por lo menos la mitad de atención, es decir, presupuesto en todas las áreas y espacios de representación en senado y cámara; sin embargo, solo tenemos una curul creada en el año 1991, cuando las condiciones y aportes eran diferentes. Por ello es necesario exigir al Estado colombiano nuestros derechos, tanto por aporte como por cantidad de personas.

 

Cuando estamos lejanos a nuestro país y a nuestras familias la fiestas y reuniones sociales en torno a Colombia cobran una trascendencia muy grande para nosotros; y el Estado colombiano las ha privatizado cediéndola a empresa privadas u ONG de la misma índole, sin aportar recursos para su realización y convirtiéndolas solo en espacio de comercio y consumismo.

 

Por ello mi primer planteamiento es rescatar las fiestas nacionales en el exterior como un espacio para mostrar nuestro país ante el mundo, que sea un espacio cultural, y una plataforma de proyección a artistas tanto residentes en el país como residentes en los diferentes lugares del mundo donde se realizan. En la actualidad no son más que espacios grotescos, de venta ambulante, de consumismo y donde la cultura brilla por su ausencia; además de no servir para que nuestra riqueza cultural se visualice y se proyecte ante el mundo.

 

Una de las características de nuestra diáspora es que se encuentra dispersa en muchos lugares del planeta, aunque haya concentración en algunos países principales. Esto junto al hecho de no tener sino una curul, hace que grandes poblaciones de colombianos no sean tenidas en cuenta, sin ser escuchados y sin quién les gestione sus proyectos y ayude a solucionar sus problemáticas. Por ello mi segunda propuesta temporal mientras se logra más espacios para ser representados y una reglamentación más equitativa de la mismas es que si llegara a la cámara tendré un asesor y oficina en cada región donde haya concentración de colombianos y con posibilidad de desplazarse a los lugares de menor concentración. Es decir, como un asesor y oficina del representante en España, Estados Unidos, Venezuela, Canadá, Ecuador, Costa rica, Francia, hasta llegar al límite de asesores de la UTL (Unidad Técnica Legislativa). Los técnicos y asesores deben residir en esos lugares y conocer la problemática.

 

El tercer elemento de la propuesta tiene que ver con los consulados y representaciones diplomáticas. Estas en la actualidad solo son una notaría y su interés parece ser solo sacar dinero a nosotros. Por ello propongo hacer control político y ciudadano apoyado desde mi oficina para que se supere este escollo y brinden apoyo, asesoría y ayuda a los connacionales que se encuentran fuera del país y en situación de vulnerabilidad. Al ser parte del Estado, deben ser una herramienta del ciudadano para resolver sus problemas, no un método para sacarles dinero.

 

El precio de gestiones consulares ha de estar diferenciado tanto por países como por estrato socio económico. No se puede cobrar el mismo precio de pasaporte a un colombiano que reside en estos momentos en Venezuela que a uno que vive en Suiza o Paris; pero además hay que tener en cuenta que no todos los connacionales que viven en Suiza o París o Estados Unidos no son necesariamente ricos; por lo cual se deben crear maneras de cobrar diferenciadas y equitativas: quien más gana puede aportar más, quien menos gana debemos ayudarle. De igual manera debe haber documentos exentos de pago y un límite máximo de coste de pasaporte. La cédula siempre debe ser gratis, pues no es un documento esencial en el extranjero y es un documento de identidad nacional de interés estatal.

 

Pero nuestra participación en la cámara no solo es en asuntos de los colombianos que residimos en el exterior; sino que es nuestra voz frente a temas nacionales y de trascendencia como la paz, la reforma a la justicia, la reforma tributaria etc. Por ello hago una serie de planteamientos generales en torno a todos estos temas y cuando sea necesario me comprometo a hacer consultas participativas, creando una página web desde la cual se pregunte a los colombianos en el exterior su posición y el resultado de la participación sea vinculante. Es decir que apoyaré lo que los colombianos manden apoyar y no apoyaré aquellos con lo que los colombianos residentes en el extranjero no estén de acuerdo.

 

Partimos de la base de que lo mejor para todos los colombianos es no tenerse que ir del país, excepto por razones de formación descanso y deseos de viajar y conocer el mundo; nunca de manera forzada ni en busca de mejores condiciones; por ello, lo más importante es fortaleces el Estado y sus obligaciones, crear un país donde se pueda vivir digna y tranquilamente. Nuestro interés no es generar un "efecto llamada" para que todos salgamos del país y lo abandonemos; sino crear elementos que generen un "efecto quedada" y regreso o retorno voluntario.

 

A continuación, algunos planteamientos generales:

 

- La paz debe ser una política de estado y no estar sometida al vaivén político. La paz, es un mandato constitucional y por ende una obligación del estado tanto en su promoción como en su búsqueda y mantenimiento.

 

- Los recursos naturales son la principal riqueza del país y no se cederá a ninguna nación extranjera ni a multinacionales su manejo ni explotación. Algunos de estos recursos han de ser considerados de interés estratégico.

 

- De la misma manera proponemos determinar recursos y empresas estratégicas para el Estado, las cuales no serán por ningún motivo privatizadas ni manejadas por entes diferentes al Estado, sobre todo, aquellas que tienen que ver con servicios básicos y de carácter vital: como el agua, energía eléctrica, salud, educación, sistema pensional. De igual manera petróleo y minería, así como la explotación de recursos marinos y submarinos.

 

- El salario de los congresistas no puede sobrepasar los 2 mil dólares actuales o su equivalente en pesos colombianos, y el de los presidentes 5 mil dólares. NO A LOS SUELDOS DE EXPRESIDENTES, estos últimos deberán acceder a una jubilación normal cuando cumplan los requisitos en igualdad de condiciones a todos los ciudadanos colombianos.

 

- Es necesaria una reforma tributaria que debe llamarse de aportación o contribución, pues no es tributo, sino aporte al sostenimiento del país y el estado. Esta reforma debe conducir a una redistribución de la riqueza como misión fundamental de todo estado. Que sean quienes más tienen y ganan, quienes más paguen, y quienes no tienen reciban la ayuda de los demás ciudadanos a través del estado de forma solidaria. Los capitales superiores a mil millones serán considerados como base desde la cual se iniciará el aumento de las aportaciones, los capitales de ahí hacia bajo pagarán cada vez menos hasta llegar a estar exentos quienes ganó lo básico y carecen de propiedades. Los aportes son la base sobre la cual se mantiene el estado y la solidaridad entre los ciudadanos.

 

- Las ONG se han pervertido para ser una forma de evasión fiscal; por lo tanto, se deben eliminar leyes que les favorecen esta evasión y deben aportar como todos los demás. De la misma manera las iglesias y congregaciones religiosas para las cuales debe haber un informe obligado de estas instituciones acerca de sus propiedades, ingresos y egresos como toda persona jurídica y natural.

 

- La salud no debe ser un negocio; la salud es un servicio público y por tanto ha de prevalecer el interés general que es la salud y el bienestar de todos. Proponemos la renacionalización del sistema de salud mediante la derogación de la ley 100 y creación de un sistema de cubrimiento universal y gratuito, es decir pago mediante sus cotizaciones en la seguridad social.

 

- No debemos permitir la extradición de ciudadanos colombianos, es necesario revisar los tratados y solo mantenerlos con quienes nos garanticen reciprocidad, pero sobre todo se garanticen todos los derechos a nuestros conciudadanos; y solo si han cometido delitos en el territorio de los países solicitantes, nunca con fines o delitos políticos. El Estado nunca actuará como acusación de sus ciudadanos frente a otros Estados, siempre prevalecerá el principio universal de presunción de inocencia y por tanto actuará en su defensa. ES OBLIGACIÓN DEL ESTADO COLOMBIANO DEFENDER A TODOS Y CADA UNO DE SUS CIUDADANOS.

 

- Necesitamos implantar un sistema de visado a aquellos países que lo tiene para los colombianos exigiendo las mismas condiciones pedidas a los colombianos: pasado judicial del extranjero interesado, dos cuentas bancarias con dinero equivalente a salarios mínimos vigentes en país de origen, igual al solicitado a colombianos para salir del país: cita previa, cobro por la cita, así como garantías de retorno igual a las exigidas a los ciudadanos colombianos. Proponemos de igual manera quitar estas exigencias a países que no las tienen con los ciudadanos colombianos. Se trata de ser tratados de manera digna e igual BAJO EL PRINCIPIO DE RECIPROCIDAD.

 

- Solicitaremos la repatriación de aquellos ciudadanos colombianos residentes en el extranjero que lo soliciten y que estén presos en cárceles para conmutar su pena en el país; de esta manera les acercaremos a sus familiares. Por razones humanitarias, que se encuentren en grave estado de salud, y repatriación de cadáveres de colombianos fallecidos en el extranjero cuyas familias residan en Colombia y lo reclamen. El Estado colombiano se ha de apersonar en la defensa y repatriación de connacionales condenados a penas de muerte. Este debe ser un asunto de estado.

 

- Proponemos revisar los contratos suscritos con empresas multinacionales y nuestro país y solo mantendremos aquellas que sean benéficas a los intereses colombianos, cuyas empresas paguen sus respectivos impuestos, den las garantías laborales legales a sus empleados, no ocasionen daños al medio ambiente. No estarán habilitadas para contratar con el estado colombiano empresas cuyo capital este registrado en paraísos fiscales. Las empresas que pierdan mediante ley o aplicación de la misma contratos con el Estado pagaran daños por demora en obras, y deberán retornar el dinero junto a sus intereses; de igual manera las obras que por negligencia, utilización de materiales de baja calidad colapsen, las perdidas deben ser asumidas por las empresas y contratistas, nunca por el Estado, estas además han de indemnizarlo. Dichas empresas quedarán vetadas para contratar con el Estado por un periodo mínimo de 20 años. También serán vetadas para trabajar en el país empresas que hayan incurrido en delitos de soborno a funcionarios o que hayan actuado de manera fraudulenta para la obtención de contratos. La sanción debe aplicar también para sus socios o accionistas; no pudiéndolo hacer a través de otras empresas.

 

- En caso de acordar con multinacionales estas pagarán a su personal un salario igual al vigente en los países en las cuales están radicadas o tiene origen. Nunca este salario será inferior al salario mínimo vigente en el país de origen de la empresa y menos en el salario vigente del país nuestro.

 

- Creemos que es necesario una legislación bancaria pensada para defender los intereses del país. Y se ha de obligar a los bancos a pagar impuestos acordes a sus ganancias; obligarles a facilitar crédito a la pequeña y mediana empresa. Proponemos nacionalizar o crear algunos bancos del Estado; los bancos que no presten un servicio social y permitan el desarrollo, así como aquellos que cobren intereses catalogados de usura se le aplicarán sanciones, que pueden llegar a retirar licencia o nacionalización y si son estatales decretar su cierre.

 

- Tanto bancos como empresas que utilicen robots, cajeros automáticos o tecnología que desplace mano de obra ha de pagar cotización igual por las maquinas al Estado, equivalente a la mano de obra desplazada. Con este dinero se cubrirá seguridad social de los desempleados generados por la tecnología. Esto se hace extensivo a toda empresa que utilice tecnología en el desarrollo de sus actividades; creando una taza por utilización de tecnología y desplazamiento de mano de obra, esto con el fin de buscar el reparto equitativo de los beneficios causados por ella. La tecnología debe facilitar y hacer más fácil la vida del hombre en general y no convertirse en su enemigo y provocar desempleo y miseria.

 

- Trabajaremos para que la educación en Colombia sea absolutamente gratuita desde la infancia hasta la universidad. Las Universidades han de trabajar en coordinación con el Estado e industria como una herramienta de desarrollo tanto del individuo como de la nación. El educando a cambio se compromete a realizar actividades en el país por un periodo mínimo de cinco años. Quienes con dinero público o becas estudiasen en el exterior se comprometen a regresar al país y trasmitir su conocimiento obtenido, trabajando un mínimo de años e impartiendo como docentes. Las becas no serán préstamos bancarios sino inversión estatal a fondo perdido. Proponemos el cierre del ICETEX y condonación a las deudas de los educandos con los requisitos antes citados de retorno obligatorio y trabajo en el país por un periodo de tiempo mínimo de cinco años.

 

- Proponemos acabar con el servicio militar obligatorio, para dar paso a la profesionalización de las Fuerzas armadas. Proponemos la creación de un servicio social obligatorio a todos los bachilleres como requisito para graduarse, (en vez de servicio militar) el cual no debe superar los tres meses y cuya implementación beneficie a las comunidades menos favorecidas. De igual manera proponemos un entrenamiento básico en defensa a todos los jóvenes impartido por el ejército nacional en tiempos de paz, y que no debe superar un mes.

 

- Pensamos que debe disminuirse las fuerzas armadas propiamente dichas, sobre todo después del final de la guerra y los procesos de paz. Por el contrario, se ha de incrementar el pie de fuerza de los cuerpos de policía, hasta llegar a un cubrimiento que garantice la seguridad a los ciudadanos colombianos. Puede hacerse un traspaso de hombres de una fuerza a la otra.

 

- En tiempos de paz las fuerzas armadas deberían realizar trabajo de interés para la nación desde la asistencia social hasta la creación y mantenimiento de infraestructura.

 

- Debemos trabajar por la unión suramericana y la creación de una moneda propia, una libre circulación, una legislación única y nacionalidades con pasaporte de UNASUR. Dentro de este marco, defenderemos los intereses de los ciudadanos colombianos a los cuales consultaremos siempre que sea necesario mediante referéndums vinculantes. La unión hace la fuerza y frente a bloque tan grandes como La Unión Europea, Estados Unidos, China, es más benéfico tener un bloque común, con unos intereses comunes y una defensa de intereses de grupo.

 

- Planteamos que las comunidades LGTB tengan garantías como ciudadanos y plenitud de derechos. En el caso de la adopción prevalecerá el deber del Estado de proteger a la niñez por encima del derecho de adopción.

 

- Aprobaremos una ley que legalice y normatice el aborto como un derecho de las mujeres sobre su cuerpo y a decidir sobre él, nunca como método anticonceptivo. Se buscará con ello proteger la salud de las mujeres que tomen esa determinación. Sin embargo, esta ley debe limitar un máximo de gestación, no puede realizarse después de los dos meses excepto por razones de salud o deformación del feto bajo prescripción médica y en donde recaerá la responsabilidad sobre el facultativo.

 

 

 

Algunas reflexiones:

 

¿Sabías que con lo que se ha llevado la corrupción en estos últimos años en solamente 4 casos, podríamos haber financiado el metro de Bogotá y pagarlo de contado o pagarle a cada ciudadano colombiano un salario mínimo solo por el hecho de ser colombiano? La corrupción no roba al Estado y a las instituciones; NOS ROBA A TODOS NOSOTROS. En solo 2017 el robo a nuestros recursos asciende a 28 Billones, es decir más de 13 mil millones de dólares.

 

¿Te parece bien que mientras los trabajadores pierden cada día sus derechos laborales adquiridos y se les niegan los mínimos derechos, los senadores tengan una prima de 8 millones burlando al consejo de estado, bajo el pretexto de "respetar derechos adquiridos" por ellos que tienen el mayor salario, mientras a la clase trabajadora no se les respetan los derechos que ellos invocan?

 

¿Te parece bien que mientras en Europa y el EE. UU. que son países desarrollados y con economías fuertes un congresista gana 7 millones de pesos en salario es decir 2.000 euros, en Colombia, un país en desarrollo cada uno gane 30 millones, es decir 10 mil euros más casi 300 millones más para su UTL, es decir, otros 50 mil dólares más y auxilios parlamentarios que en un solo caso suman más de 300 mil millones?

 

¿Te parece bien que mientras se nos habla de crecimiento de la economía la pobreza sube cada día y es más notoria? ¿que el promedio de muertes de menores sea 3 al día por hambre? ¿que nuestro país tenga que valerse cada vez más de empréstitos internacionales que además llevan condicionadas privatizaciones y leyes desfavorables a la población en general?

 

¿Te parece bien que mientras Colombia extradita a sus ciudadanos, países como EE. UU. tengan por ley no entregar a los suyos? ¿crees que tenemos tratados de igualdad o en igualdad de condiciones? ¿Cuantos norteamericanos han sido extraditados a Colombia?

 

¿Crees que está bien que las multinacionales lleguen al país se apropien de nuestros recursos naturales no paguen impuestos y tengan sus cuentas en paraísos fiscales, y que el pretexto sea atraer inversión extranjera? ¿Sabía usted que los países desarrollados lo son gracias al cobro de impuestos?

 

Si se está produciendo un millón de barriles de petróleo 85 millones de toneladas de carbón en 2011; 9.000 millones de metros cúbicos de gas; Esmeraldas, diamantes Zafiros, 54 toneladas de oro al año; y que esto se ha venido haciendo desde los gobiernos Uribe y Santos ¿Dónde está el dinero?

 

Si los bancos han ganado en un año más de 40 billones ¿no sería mejor nacionalizarlos y dedicar estos recursos a la educación, la salud, y no que se vayan al extranjero, o que pagaran unos impuestos justos por la plusvalía obtenida?

 

¿Te parece justo que más de seis millones de colombianos hayan tenido que irse del país pues no hay empleo o es mal pago, porque no hay seguridad ni garantías a los ciudadanos? ¿Y que cuando retornan no haya ninguna ayuda y las leyes para estas no se cumplan?

 

¿Te parece bien que a los campesinos se les desplace y sus tierras las estén “comprando” gente extranjera?  ¿y que grupos de criminales defiendan a quienes les han robado sus pertenencias con la mirada cómplice del estado?

 

¿Te parece bien que el gobierno de Álvaro Uribe haya hecho una ley a la que mal llamó “justicia y paz” la cual solo sirvió para limpiar los crímenes y lo robado a muchos asesinos, que solo estuvieron un máximo de 4 años en la cárcel por más de 1.500 o hasta 3 mil asesinatos confesos, millones de hectáreas robadas y millones de personas desplazadas??

 

Proponemos la implementación en el país de la cadena perpetua para crímenes de lesa humanidad y crímenes atroces. Sobre la base que no se ha de premiar a quien delinque, y señalar a las personas de bien, que va por el camino correcto. 

 

Juan Gratiniano López: 

 

Estudió Psicología en la Universidad Nacional de Colombia y tiene el título de Artista Profesional en el área de música por el Ministerio de Educación Nacional. En su especialización musical, investigador de las músicas folklóricas y populares de Latinoamérica. Ha recibido su formación en centros como la academia de música llanera el Aclaraban, el Conservatorio Nacional de Música de Bogotá, la Universidad de Córdoba España, entre otros. Ha participado en trabajos sociales, apoyando a la comunidad de ancianos de la localidad Ciudad Bolívar, PRIAC de la Universidad Nacional de Colombia o al proyecto por una ciudad al alcance de los niños del Instituto Distrital de Cultura y Turismo de Bogotá. Ha realizado conciertos en auditorios como Casa de América, Madrid, Museo de América, Teatro Mira Pozuelo de Alarcón, El León de Greiff; Biblioteca Virgilio Barco, entre otros. Ha participado en festivales internacionales de cantautores y arpistas como el Festival internacional de músicas Croma de Vila de Cans, el festival internacional de arpa de Senmenat, el festival internacional de música de Mata de Pera, entre otros. Actualmente está radicado en Barcelona España.

 

 

 

Gracias por compartir esta página en sus redes; usted es el visitante número:

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
todos los derechos reservados, ciudadanos colombianos.com 2017